miércoles, 23 de febrero de 2011

El Bogui Jazz, al fin, reabre sus puertas al jazz

Hace un par de años el club de jazz madrileño Bogui cerraba sus puertas debido a la cabezonería de un vecino poderoso e intolerante y de un ayuntamiento intransigente y duro de oído. Entonces comenzabamos una peregrinación por el desierto, la que hacíamos de la mano el gerente del local, los músicos de jazz madrileños y los aficionados a la música de calidad de la capital. Desde esa fecha y hasta hoy son más las malas noticias relacionadas con el jazz que las buenas. Hemos visto cerrarse más refugios de esta música, como el Berlín en Madrid (nos aseguran que lo han vuelto a abrir) o el Cafe España en Valladolid; hemos visto sustituir de un rotundo plumazo al que considerábamos el más arriesgado programador de jazz de España, Baldo Martínez, exdirector (ahora) del Festival de Jazz de Vigo Imaxinasons, en aras de revitalizar (?) una programación por otro lado impecable; y también hemos contemplado impasibles como la única revista nacional dedicada al jazz, con la que tanto hemos aprendido la afición española, Cuadernos de Jazz abandonaba irremediablemente el papel, para subsistir en la web (el tiempo nos dirá el resultado de este inevitable cambio de perspectiva). A las pocas buenas noticias, sin duda alguna la mayor el reconocimiento a nuestro mentor en las labores radiofónicas Juan Claudio Cifuentes "Cifu" con la entrega de un Ondas Honorífico, se une ahora la confirmación de la reapertura del Bogui. Y es que no pedmos mucho los aficionados: tan solo un pequeño lugar donde escuchar buen jazz. A la lucha que en este sentido han mantenido el Cafe Central o el Clamores, por citar solo dos, se une de nuevo el Bogui con una estupenda programación.
Hoy 23-F reabre el Bogui. El mundo irá mejor el día que se le pregunte a un joven, ¿sabes lo que pasó un 23-F? y éste responda, sí, el Bogui Jazz reabrió ese día.
¡Bienvenido de nuevo Bogui Jazz! Qué alegría saber que nunca nos habías abandonado, pero por favor, ¡no nos des más sustos!

Warne Marsh (y dos...)

Volvemos con el segundo programa dedicado a este interesante saxofonista. Además de sus muchos trabajos como líder hacemos repaso de sus colaboraciones. Supersax fue una de ellas: un curioso noneto con cinco saxofones que escogían temas que hubiese grabado Charlie Parker para reinterpretar literalmente y al unisono (a cinco voces) los complejos solos de Parker. Además escucharemos a Marsh en dúo con Red MItchell, en cuarteto con Hank Jones o en compañía de Valery Ponomarev entre otros.
Daremos cuenta del primer concierto del 19 Ciclo Jazz es Primavera del San Juan Evangelista.
Y po supuesto daremos la bienvenida de nuevo al Bogui Jazz, que por fin reabre sus puertas tras un injusto y forzado parón de dos años. ¡Felicidades Dick!


Marsh "echando un pito", pues para algo era la portada de su disco

miércoles, 16 de febrero de 2011

Warne Marsh a tenor de los tenores

De entre el extenso universo de los saxofonistas tenores del jazz, rescatamos a Warne Marsh. Alumno para siempre del pianista Lennie Tristano, Marsh se mantuvo fiel a un estilo inclasificable, definitorio del "cool jazz", pero igualmente cercano a otros hard boppers. Además de grabar con Tristano y acompañar en múltiples ocasiones a su amigo Lee Konitz, Warne Marsh fue prolífico en grabaciones a su nombre, sobre todo en sus últimos años. A algunas de ellas dedicaremos el programa con la sincera intención de rescatar el placer de escuchar a este tenor.

miércoles, 9 de febrero de 2011

SteepleChase

En 1972 Jackie McLean actuaba junto a Kenny Drew (p), Alex Riel (bat) y Bo Stief (cbj) en el local de jazz más concurrido por aquellos años en Europa: el Montmartre de Copenhague. Un joven fanático del jazz, coleccionista de discos apabullante, de nombre Nils Winther grababa aquella estupenda actuación con la idea de ser publicada en un sello que iba a llamarse como un tema de Parker SteepleChase. A partir de este disco y siempre con el permiso de los músicos, muchos de ellos americanos afincados o de paso por Dinamarca, Winther iba a conseguir un extenso catálogo de discos que tendrían como eje el bop, pero que se extendería en sus estilos desde el clasicismo (lo menos) a las vanguardistas mejor reconocidos, si bien estos últimos darían uso a las grabaciones en este sello en su mayoría para retornar a su particular modo de reinterpretar los estandars.
Hoy hablaremos de este interesante sello, que hoy día todavía resurge de sus cenizas con nuevas grabaciones. Daremos buena muestra de alguno de los maravillosos músicos que han dejado huella en este sello danés: McLean, Archie Shepp, Anthony Braxton, Tete Montoliu, Chet Baker, Pierre Dorge, John Tchicai, entre otros.



Jackie McLean, primer disco de SteepleChase